Bienvenid@ a Vistas al Universo..Welcome to view the Universe...

Vistas al universo, es un Blog personal dedicado a la astronomía a nivel de aficionado.

Mi intención es mostrar y animar a toda persona que visite este Blog, que para iniciarse en este mágico e infinito mundo estelar, tan solo es necesario estar en alguna ocasión bajo “un manto de estrellas”..

Mas adelante, con un telescopio o unos prismáticos, tendremos nuestra propia "Ventana con vistas a las Estrellas"..

Tienes una invitación desde mi "Ventana con vistas al universo" a observar y conocer un pequeño trocito del infinito y sorprendente Universo que cada noche nos rodea..

Muchas gracias por tu visita..

Thank you very much for your visit...



Escucha el sonido del Viento en Marte..

Ultima astrofotografia realizada...

Ultima astrofotografia realizada...
2.11. 2018

NASA TV

Galería de Astrofotos actualizada..Updated astrophoto gallery...

domingo, 25 de noviembre de 2018

Los Secretos de las Constelaciones 2018

Las Constelaciones esta formadas por grupos de estrellas y estos grupos están unidos con líneas imaginarias forman figuras.
Las figuras que durante la antigüedad (año 137 D.C) imaginaron para dibujar en la bóveda celeste las constelaciones, recuerdan en especial a personajes de la mitología griega.
Las Constelaciones más modernas (año 1603), sus figuras recuerdan a objetos más comunes como animales e instrumentos científicos.

Representación artística de las figuras de las Constelaciones.


Pero más allá de estos grupos de estrellas que forman las constelaciones, en una noche sin luna, con un cielo limpio y lejos de las luces de las grandes ciudades, con ayuda de unos prismáticos o con un telescopio y en algunos casos con nuestros propios ojos, podemos observar unos objetos celestes con una increíble belleza a los que yo llamo; “Los secretos de las constelaciones”.


“los secretos de las constelaciones” aparecen en el recorte de un mapa celeste, en el que se observa la constelación de Sagitario.



"Los secretos de las Constelaciones" aparecen identificados con la letra M más un número (Catalogo Messier) o con las letras NGC más una serie de números, en ingles “New General Catalogue of Nebulae and Clusters of Stars”. En definitiva, son objetos de cielo profundo.

Los llamo “secretos de las Constelaciones” porque son objetos como norma general invisibles a simple vista, están situados más allá de nuestro sistema solar, a miles de años luz de distancia y a consecuencia de esa distancia astronómica, no son visibles a simple vista porque suelen tener un brillo muy débil que nuestros ojos por si solos no son capaces de poder observar sin ayuda de instrumentos ópticos.


Nebulosa del Velo (NGC 6990), fotografiada durante el mes de agosto de 2017, desde Pontons (Barcelona).



Estos objetos son cúmulos, nebulosas y galaxias. Están repartidos en numerosas constelaciones y para poder encontrarlos se suele buscar una estrella que sea visible y la utilizaremos como referencia ya que forma parte del dibujo imaginario de la constelación trazando lineas imaginarias entre estrellas y así nos será un poco más fácil encontrar el objeto celeste, ya sea utilizando prismáticos o telescopio. Los telescopios con sistema "Goto" son una maravilla para “viajar” por el Cosmos y poder observar o fotografiar “los secretos de las Constelaciones”. Eso sí, se necesita una pequeña instrucción para saber manejarlos y un pequeño conocimiento de la situación en el firmamento de las estrellas de primera magnitud para poder realizar “la puesta en estación” del telescopio. Las Apps de planisferios o mapas celestes en los móviles, también son de gran ayuda para identificar estrellas y Constelaciones.
Los objetos celestes pueden ser galácticos, se encuentran dentro de nuestra galaxia la Vía Láctea, o pueden ser extra galácticos, se encuentran fuera de nuestra galaxia. Como he descrito anteriormente, los objetos de cielo profundo “los secretos de las Constelaciones” aparecen mayoritariamente identificados con una M “Messier” más un numero o NGC “New General Catalogue” más una serie de números y comprenden aproximadamente unos 10.000 objetos celestes.


Charles Messier y su catálogo Messier.



En el año 1774, se publicó por primera vez un catálogo de objetos fijos que fue copilando el famoso cazador de Cometas Charles Messier con la intención de no confundir estos débiles objetos celestes con los Cometas que andaba buscando en la bóveda celeste.
A cada objeto del firmamento que observaba lo bautizaba con una letra seguida de un número, la letra era siempre igual la M de Messier, su apellido. Las observaciones de estos objetos eran de mucho mérito y una gran agudeza visual fuera de lo normal, ya que con los instrumentos tan simples del siglo XVIII, muchos de estos objetos para una persona con una visión normal le hubiese sido prácticamente invisibles, aunque Messier los observó borrosos sin prácticamente detalles.

Cuenta la leyenda que Messier inauguró su catálogo con M1 la nebulosa del cangrejo la noche del 28 de agosto de 1758, cuando buscaba en el cielo el Cometa Halley y a pesar de ser un fanático de los Cometas, Messier se hizo más famoso por su catálogo de no-Cometas que por los Cometas que descubrió.



La Nebulosa del Cangrejo o Messier 1, fotografiada durante el mes de diciembre del 2017, desde Pontons (Barcelona).





Charles Messier fue el gran descubridor de “los secretos de las Constelaciones”, su catálogo va desde M1 (la nebulosa del cangrejo) situada en la constelación de Taurus (Toro), hasta M110 una galaxia elíptica situada en la constelación de Andrómeda.
Este catálogo es el más indicado para los principiantes ya que prácticamente en todos los mapas del cielo o planisferios aparecen identificados, siempre tomaremos de referencia a este catálogo para identificar estos impresionantes y tenues objetos del firmamento.



La bellísima Nebulosa de la Laguna o Messier 8, fotografiada durante el pasado mes de agosto de 2017, desde Pontons (Barcelona).



He tenido la fortuna de observar y fotografiar muchos de “los secretos de las Constelaciones”, objetos celestes de cielo profundo del catálogo Messier (M8, M20,M31, M42, M45, M57, M13, M27, ect...). Seguramente son los más fáciles de encontrar para nosotros los aficionados. Durante una corta temporada durante el año es posible realizar la llamada “Maratón Messier” y consiste en observar en una sola noche prácticamente todos los objetos del catálogo Messier, sin duda un trabajo para los expertos conocedores del cielo y sería un placer sin duda para mi disfrutar de esta experiencia algún día.
Como antes escribí, he disfrutado muchísimo observando algunos de estos “secretos de las constelaciones” y a día de hoy disfruto muchísimo más fotografiándolos.
Cuanto más grande sea el diámetro de la lente o espejo principal del telescopio mucho más se disfrutará y como norma general más detalles se conseguirán en el arte de la astrofotografía.


La galaxia del Triángulo o Messier 33, fotografiada en noviembre de 2018, desde Pontons (Barcelona).




He observado con diferentes tipos de telescopios, desde un pequeño refractor de 60 y 70 mm de diámetro o abertura y al pasar a un telescopio reflector de 150 mm de abertura la diferencia es notable por no decir espectacular, recuerdo observar una nebulosa de Orión impresionante, si tenéis la oportunidad de observar en un reflector de 200 mm de abertura a focal 5, será muchísimo mejor, más detalles “se dejarán” ver.Me considero un verdadero fan de los telescopios reflectores para observar objetos de cielo profundo..
Eso si todo lo veremos en blanco y negro, prácticamente sin color, como ya he escrito en otra ocasión, para observar los colores de las nebulosas necesitaremos una abertura enorme o pasar a la astrofotografía, como es mi caso. Con un reflector de 200 mm de abertura a focal 5, montura ecuatorial motorizada más tiempos algo prolongados de exposición de 2 a 5 minutos a ISO 1600. Aparecen los bellísimos colores de estas maravillas celestes y detalles finos de su estructura que en visual con un ocular no conseguimos observar.


La Nebulosa del Aguila o Messier 16, fotografiada durante el pasado mes de agosto de 2017, desde Pontons (Barcelona).



A continuación; “los secretos de las Constelaciones” más conocidos que he podido observar, “descubrir” y después fotografiar con mi cámara réflex y mi telescopio, siempre acompañado por un manto de estrellas, lejos de las grandes ciudades.



Los Pilares de la Creación, situados en la Nebulosa del Aguila o Messier 16, fotografiados durante el pasado mes de agosto de 2017, desde Pontons (Barcelona)



Las imágenes estas realizadas con cámaras réflex Canon eos 550D modificada (filtro IR extraído de la cámara) acoplada al telescopio “a foco primario”, con tiempos de exposición comprendidos entre dos minutos y cinco minutos a ISO 1600, tubo óptico reflector Skywatcher 200/1000 mm, montado sobre una montura Skywatcher EQ6 Pro asistida con autoguiado y software de procesado Deep Sky Stacker.



M31, la galaxia de Andrómeda fotografiada durante el pasado mes de diciembre de 2017, desde Pontons (Barcelona)



Messier 31, la galaxia de Andrómeda, situada en la constelación de Andrómeda, es la galaxia más cercana a nosotros y  está en rumbo de colisión con nuestra galaxia la Vía Láctea. Fotografiada durante el pasado mes de diciembre del 2017, desde Pontons (Barcelona).


La gran nebulosa de Orión o Messier 42 y la nebulosa del Corredor NGC 1977. Fotografiada durante el pasado mes de diciembre del 2017, desde Pontons (Barcelona).



Messier 42, la gran nebulosa de Orión simplemente escribir una sola palabra; espectacular. Fue el primer objeto Messier que observé tras la compra de mi telescopio, un reflector de 150mm con lo cual ya disfruté de una aceptable abertura observar objetos de cielo profundo.
Messier 42 está situada en la constelación de Orión.


La gran nebulosa de Orión o Messier 42. Fotografiada durante el pasado mes de diciembre del 2017, desde Pontons (Barcelona).




La gran nebulosa de Orión M42, fotografiada con mi reflector de 200 mm a focal 5 y mi cámara reflex Canon EOS 550D a foco primario.
Una combinación tubo óptico y cámara que da unos resultados muy buenos, personalmente estoy satisfecho con los resultados y el procesado con Deep Sky Stacker es sencillo y rápido.



Messier 45, Las Pleyades. Fotografiadas en noviembre de 2018, desde Pontons (Barcelona).



Messier 45 o las Pléyades, es un cúmulo abierto de estrellas jóvenes, situado en la constelación de Taurus (Toro), se pueden observar a simple vista las estrellas más brillantes formando un dibujo imaginario parecido a un carrito. Es posible observar su color azulado característico de estas estrellas. Vistas desde un telescopio podemos ver la “elegancia” de este cúmulo, son estrellas enormes, cinco veces más grandes que nuestra estrella más cercana, el Sol.


Messier 45, Las Pleyades junto a su característica nebulosidad azulada. Fotografiadas en noviembre de 2018, desde Pontons (Barcelona).



La nebulosidad azulada que acompaña al cumulo estelar abierto, es la característica más espectacular y que solo es visible mediante la astrofotografía.



Messier 13 o el gran cumulo globular de Hercules, Fotografiado durante el pasado mes de agosto de 2017, desde Pontons (Barcelona).



Messier 13, el gran cúmulo globular de Hércules, situado en la constelación de Hércules. Pienso que es el cúmulo globular más observado y fotografiado entre los astrónomos aficionados. Sin duda es el cúmulo globular más hermoso en el firmamento del hemisferio norte.



Messier 27, La nebulosa Dumbbell, Fotografiado durante el pasado mes de agosto de 2017, desde Pontons (Barcelona).




Messier 27, la nebulosa planetaria Dumbbell, situada en la constelación de vulpecula (la zorra). Curiosamente fue la primera nebulosa planetaria descubierta por Charles Messier. La primera vez que observé en visual a la nebulosa Dumbbell fue de casualidad, efectuando “un barrido” con el telescopio a bajos aumentos por esa zona del firmamento, entre varias constelaciones, apareció Dumbbell para mi sorpresa en el ocular, la pude observar como una formación gaseosa brillante. esta nebulosa planetaria se presenta como un disco alargado verde azulado con los bordes centrales rojizos y unos trazos alargados en forma de X que pasan por el centro.



Messier 20 o la nebulosa de la Trífida, Fotografiada durante el pasado mes de agosto de 2017, desde Pontons (Barcelona).



La nebulosa de la Trífida o Messier 20, es una de las nebulosas más bellas de la bóveda celeste. Situada en la constelación de sagitario, constelación en donde encontramos preciosas nebulosas. La Trífida presenta tres colores, el rojo, azul y negro, de ahí viene su nombre.



La nebulosa de la Roseta o NGC 2237, Fotografiada en noviembre de 2018, desde Pontons (Barcelona).




La nebulosa de la Roseta es asombrosa a través de la astrofotografía, es tan grande que mi configuración óptica y el sensor de la cámara se quedan pequeños ante tanta inmensidad, no cabe por completa en la fotografía.
Presenta cúmulos abiertos de estrellas bien visibles a través del ocular del telescopio a bajo aumentos, siempre los objetos de cielo profundo debemos observarlos a bajos aumentos.
Esta nebulosa está situada en la constelación de Monoceros “Unicornio”.


La nebulosa Cabeza de Caballo Barnard 33 o IC 434, y la nebulosa de la Flama NGC 2024, Fotografiada durante el mes de noviembre de 2018, desde Pontons (Barcelona).




En una ocasión leí un artículo en una revista de astronomía que fotografiar la nebulosa cabeza de caballo era equivalente a un examen final de carrera en la formación de un astrofotografo. Recuerdo que mis primeros intentos de fotografiarla fueron fallidos, no obtenía detalles, una imagen oscura sin rastro del chorro oscuro de gas con forma de cabeza de caballo. Pero en los últimos intentos fallidos, al darle brillo con un programa de edición de fotografía, aparecía la sombra de la cabeza, por lo tanto, apuntaba bien hacia la zona de la nebulosa, me faltaba mucha mas exposición. Así que al añadir el sistema de auto guiado formado por buscador modificado para adaptar una cámara planetaria monocroma ASI 120MM que es a día de hoy mi cámara guía, los resultados cambiaron y pude aprobar “el examen de fin de carrera”. 
Sinceramente hay fotos “postales” mas bonitas por internet y en libros, pero los medios que tengo no son profesionales y la camara no esta diseñada exclusivamente para fotografiar "Secretos de las Constelaciones". Sinceramente me conformo con estos resultados.
En la imagen también aparece la nebulosa de la Flama NGC 2024, que parece estar llamas de ahí viene su nombre.



La nebulosa Cabeza de Caballo Barnard 33 o IC 434, Fotografiada durante el mes de diciembre de 2017, desde Pontons (Barcelona).






La nebulosa Cabeza de Caballo Barnard 33 o IC 434, Fotografiada durante el mes de noviembre de 2018, desde Pontons (Barcelona).


La nebulosa de cabeza de Caballo IC 434, está situada en la constelación de Orión.

Entre las estrellas más brillantes, en algunos lugares repartidos entre las Constelaciones, en que los antiguos dibujaron con líneas imaginarias en el cielo, están ubicados los cúmulos, nebulosas y galaxias. La observación y fotografía de estos objetos celestes de cielo profundo es realmente fascinante y apasionante, “los secretos de las Constelaciones” están ahí en la bóveda celeste, en algún lugar entre las constelaciones esperando a que los descubras y dejen de ser un secreto...